Publicidad de constructoras, los formatos más convencionales que no están teniendo efectividad


En la publicidad de constructoras, se utilizan demasiados formatos, tanto para el sistema tradicional como para el digital, algunos de ellos son:
Vallas:  Pueden ser de diversos tamaños, las más conocidas son de 4X3m, 8X6m, 12X4m, 16X6m, etc. La más utilizada es de 8X3 metros, con sus 24 m2 de superficie, es una valla en formato panorámico estándar por excelencia. Son ideales para campañas puntuales de publicidad de constructoras, de productos específicos, señalizaciones o imágenes corporativas.

Volantes: Los volantes también pueden ser de diversos tamaños, pero los más utilizados son de la mitad de tamaño carta y un cuarto del tamaño carta, son ideales para comunicar algo conciso, un mensaje breve que se repite varias veces para que quede en la mente del receptor.

 
 
 
 
 
 
Invitación a lanzamiento: Se entrega en un modelo de carta, elegante, personalizada y es ideal para generar exclusividad en los clientes.

Pieza en Facebook: Los anuncios en Facebook son ideales para el reconocimiento de la empresa o del proyecto que estamos anunciando, lo bueno es que podemos segmentar de acuerdo al público al que le queremos llegar. En este momento existen 6 tipos de formato para los anuncios en Facebook que son:

Publicidad en televisión: La mayor publicidad que se genera en televisión, son videos cortos, aproximadamente de 20” que aparecen en cada pausa de los programas.
Cuñas radiales: Son piezas auditivas que se reproducen entre programas y se pagan por duración y repetición. Para que una cuña publicitaria sea efectiva debe repetirse mucho a lo largo del día.
Estas son algunas herramientas que utiliza la publicidad de constructoras y el marketing tradicional, pero éstas prácticas no son las más efectivas a la hora de obtener prospectos cualificados para cerrar ventas, debido a que hace 30 años se está haciendo lo mismo.

Este modelo es unidireccional, es decir que no existe un proceso de retroalimentación con las personas, lo que imposibilita educarlos y resolver inquietudes que tengan en cuanto al proyecto.
El internet permite esta retroalimentación, allí las personas están en comunicación constante, es así como se busca tener un canal que permita una generación de clientes potenciales.

Otra de las ventajas que tenemos con el internet es que podemos tener una medición en tiempo real para ver qué prácticas estamos haciendo bien y qué prácticas debemos cambiar y mejorar para obtener más clientes y aparte de eso podemos segmentar público de acuerdo a sus intereses.
Y no solo segmentar al público de acuerdo a sus intereses, también podemos monitorear el interés de un usuario por un proyecto de vivienda y es así como se está realizando la consecución de clientes, con el inbound marketing.
El inbound marketing, es una metodología que permite identificar usuarios interesados en un proyecto de vivienda y los guía hasta llevarlos a cerrar la venta, mediante herramientas como pauta en internet, creación de contenidos SEO para que estén posicionados en los buscadores, mensajes de texto, correos masivos, redes sociales, páginas de internet, tiendas en línea y un software que permite calificar a los prospectos mediante puntos.
 
 

Deja un comentario